Germicidas

Germicidas

Germicidas

El uso de un sistema de radiación germicida ultravioleta repercute directamente en las estancias donde puedan desarrollarse microbios. Por ejemplo: laboratorios, hospitales, manipulación de alimentos, medicamentos, etc.

Los microbios tales como: bacterias, virus, hongos, levaduras, protozoos... sean gérmenes de tipo patógeno o no, son seres vulnerables a los efectos de la luz ultravioleta en las longitudes de onda próximas a 253.7 nanómetros (rango UV-C), donde ésta actúa como germicida afectando a la estructura molecular del microorganismo, esterilizándolo e impidiendo su reproducción.